Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2014

El nadaísta Elmo Valencia...

Imagen
Elmo Valencia



Por Gonzalo Arango


 “La fidelidad no es una virtud ni un prejuicio, sino una amistad hacia Fidel”. ---“Camilo no disparó contra los soldados, sino los soldados contra él. La prueba es que lo mataron”. --- “Francois Sagan me dijo en París: si el nadaísmo tuviera importancia, hoy no sería tan importante”. ---
Elmo Valencia, alias el “Monje loco”, nació en Cali, hace de eso tanto tiempo que ya no quiero ni pensarlo. Hijo de familia de clase media venida a menos. Su único patrimonio era una casita que vendieron para mandar a estudiar a Elmo a los Estados Unidos, lo cual fue un perdedero de tiempo y de plata. Elmo estudió ingenería electrónica en USA, pero después de seis años se graduó de parásito lareado. Hizo sus primeras armas literarias con los Beatniks y en la “Army” norteamericana como “marine”. Su servicio militar lo hizo en el mar, bajo las ódenes del general McKarthur, a quien Elmo recuerda con cariño como “mi amigo Mac”. Aunque es cobarde no se las dio de héroe y por …

La actitud del té...

Imagen
La actitud del té


Por Rafael Chaparro Madiado

  Tomar café no es lo mismo que tomar té. Mientras el café es la bebida del estrés, el té es la bebida de la tranquilidad. Por cuestión de uso social el café se ha constituido en una bebida que ha perdido su valor sagrado. El café como el té son bebidas estimulantes y fueron diseñadas para tomarlas en momentos y en lugares especiales. Sin embargo, el café ha pasado de ser una bebida de reyes y se ha constituido en una bebida de oficinistas. Ahora se toma un café en cualquier momento, porque sí. Ya no es una bebida para el espíritu, para la palabra. Se ha convertido en una bebida vulgar a la que ahora para terminar de completar se le añada Nutrasweet.
       Por el contrario con el té todavía queda una mínima esperanza. El té es la bebida para sentarse en una tarde de lluvia frente a una ventana. Es la bebida roja para leer un libro de Chesterton, es esa bebida pausada que al contrario del café, que se siente en el estómago, el té se siente re…

Allende quedó mudo y Jara no volvió a cantar

Imagen
LA TRISTE CANCIÓN CHILENA




Por Estefania Almonacid


       El 11 de septiembre de 1973 Chile dejó ser la misma, hace 41 años el presidente comunista Salvador Allende y el gobierno de la Unidad Popular fueron derrocados por fuerzas militares dirigidas por Augusto Pinochet. El asalto al Palacio de la Moneda sufrió el horror de escuchar miles de disparos, pero quedó paralizado al ruido más fuerte, proveniente de un fusil AK-47, el arma con que Allende terminó con su vida.
         El último comunicado de Salvador Allende fue: "¡Viva Chile! ¡Viva el pueblo! ¡Vivan los trabajadores! Estas son mis últimas palabras y tengo la certeza de que mi sacrificio no será en vano, tengo la certeza de que, por lo menos, será una lección moral que castigará la felonía, la cobardía y la traición". El último poema de Víctor Jara dice: “Somos cinco mil/en esta pequeña parte de la ciudad./Somos cinco mil/¿Cuántos seremos en total/en las ciudades y en todo el país?/Solo aquí/diez mil manos siembran/y ha…

Diatriba a Julio Iglesias...

Imagen
Música látex




Por Mauricio Pombo






      Es difícil pensar algo más lejano a la música que la música de fondo. Me refiero a esas melodías que se oyen en los consultorios o, también, en los aviones mientras se acomodan los pasajeros. Se parece, en términos olfativos, a aquellos olores artificiales que tiene los baños públicos para ocultar los malos olores reales. Se trata de buenos olores malos; no huelen a pan caliente recién horneados ni a pasto recién cortado. Huelen inmundo, aunque un poco menos mal que los olores reales que ocultan. Pero huelen feo.
Pero no. Existen algo aún peor, y me refiero a la música sin fondo; concretamente a Julio Iglesias. Ni siquiera podría denominarse música light el esperpento que sale de su garganta. Me atrevería a acuñar un concepto y llamarla música látex. Se trata de un personaje que canta como si estuviera metido entre un condón. Cante lo que cante, el tipo en cuestión se encarga de eliminar todos los espermatozoides que hubieran tenido la versión origin…

Habanecer con ella en Bogotá....

Imagen
Habanecer con ella en Bogotá





     Por Estefania Almonacid

          No para de hacerlo, es la muñeca de un pastel en forma de mundo, una viajara con los ojos más redondos y ébanos que existen. El límite de la mirada lo abarcaron los pucheros en forma de boca, está impregnada del personaje de la película Amelí. Un sombrero de algodón y una mariposa danzante en su pelo negro tiznado.  El saco morado, un minifalda de tirantas de corte francés años 60, medias veladas oscuras con delicados puntos blancos, y los zapatos que combinan con el capul.  Charol y punta larga, los cordones de cinta tipo arlequín. Una pashmina naranja y para darle el toque final una cartera mostaza.         ----Soy una escritora vanidosa, me gusta la moda, sentirme diferente---. Se rompe el silencio y ya no es una muñeca.
       Un toque de anís en su voz, pimienta y limón. Al verla el paladar sabe a mermelada de frutos rojos, chicle de fresa y dulces regados por el vientre de una mujer, podría ser ella. También es a…