Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2015

Una mujer misteriosa

Imagen
Mado Martínez es española y camina como si estuviera conociendo el mundo, ella que ganó el prestigioso premio  novela Ateneo Joven de Sevilla con su novela La Santa, ella que es doctora en Lengua y Literatura, ella que es una de las pocas periodistas de misterio que hay en el mundo.
         Como periodista me gusta pasar desapercibida, escucho y dejo que las cosas fluyan sin mí- dice Mado.
El día que la recibí en el periódico, Mado llevaba puesto un pantalón claro, un buso de rayas gris y unas botas bajas. El matiz de su piel es pálida pero su pelo entrecortado la hacen ver una chica sin miedo. A su vez sonrió y mostró simpatía, recuerdo que alguna vez un amigo me dijo que las mujeres lúcidas sonreían muy poco, sin embargo Mado es una excepción.
    Viajo y vuelvo, investigo y escribo, no me canso nunca de buscar historias dignas de una novela-dice esta periodista. 
Mado, un nombre de origen inusual formado por la combinación de los nombres María y Dolores, es como la paz y la guerra, el…

Diatriba contra estar enamorado

Imagen
       Ortega y Gasset definió el enamoramiento como “un estado de imbecilidad transitorio”. Tenía razón.





Pero enamorarse es también una enfermedad que nos cae de repente, como una gripa o un cólico miserere. Con una atroz diferencia: mientras estos males no duran sino horas, el enamoramiento nos puede durar semanas, meses y, ¡Dios no lo quiera!, años. El mal puede atacar en cualquier lugar: en clase de Cálculo o en misa, en TransMilenio o en casa del mejor amigo —y más vale que el enamoramiento no sea de la mamá— y hasta en el laboratorio médico, mientras esperamos con la muestra del coprológico en la mano. 

        Una mirada o un tropezón y ya está. Desde ese momento uno o una —para ser fiel a la gramática de Petro y Maduro— queda convertido en otro o en otra. Digámoslo claro y en argot callejero: desde ese momento usted está llevado del putas. El primer síntoma será la pérdida de concentración, que de inmediato va a desencadenar otras pérdidas: la amistad del amigo, por ejemplo, si …