Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

"Me quedé algo atontada"

Fotografía de la  Florida. Tomada del facebook de la pastelería .           M e quedé algo atontada ante el vozarrón que llenó de pronto la sala de redacción y que, caso extraordinario, era bastante más poderoso que mi voz en su más alto tono: "Y es que siempre, doña Emilia, ¡el panadero es el que la paga!".       Creí que se trataba, en persona, vivito y coleando, del atentado personal, y levanté los ojos con mis instintos de conservación y de defensa a la orden. Pero no. Ante mí, cordiales, con esa risa expansiva, vital y deliciosa tan peculiar en los hombres gordos, estaba la plana mayor del sindicato de panaderos de la capital.         La verdad es que estaban de pésimo humor, según lo declararon: de pésimo humor pero risueños, optimistas y alegres, sin poderlo evitar. Porque lo que la ciudad ignora es que el gremio de sus panaderos es el único en el país cuya contextura física y reacción moral corresponden a su oficio.         Esto nunca pasa aquí; los estudiantes son t

Entradas más recientes

Jorge, siempre Jorge

Mi boca es un nido luminoso de maíz

“Yo no quiero ser una señora que pinta”

Las voces en dos casas: un encuentro con Cristina Maya

Recuento de un candor salsero