Entradas

Mostrando entradas de junio, 2017

A bordo del Magdalena

Imagen
    Detrás de las casas de colores está la casona que la engalana un imponente árbol. La sombra calma el calor de la mañana, se ahuyenta el ruido y la bandada de hojas secas arrastran el camino de las personas que visitan el Museo del Río Magdalena, situado en Honda (Tolima) Colombia y construido en el año 199o.
     Estando dentro del ‘Cuartel de la Ceiba’, como se llama la casa del museo, la serenidad se posa por las rendijas y se cuela por los tobillos, han pasado bastantes años desde que la edificación era la Bodega Real y puerto fluvial en el siglo XVII, donde entraba y salía la mercancía del Nuevo Reino de Granada, además, junto al puerto de Cartagena conformaban los únicos del país. No obstante, embarga un silencio, casi siempre pasa lo mismo en los lugares con cargas históricas devastadoras, como si los tímpanos del espacio se hubieran roto después de tanta algarabía del pasado.


Ese día de la visita los objetos del museo pertenecían más a la inquietud de la soledad, que a los o…

Vida y pasión de una pitonisa

Imagen
Nos cuenta la prensa de hoy que Mariana Madiedo, la célebre cartomántica que durante años ha llenado con su sabiduría la historia de las creencias supersticiosas de Bogotá, fue llevada ayer a la cárcel, detenida por un "affaire" cualquiera. Se dice que ella al poner las cartas, con toda su sabiduría de noventa años (noventa años de conocer las pequeñas ambiciones humanas), dijo a algunas muchachas que su porvenir estaba en el cine. Y las muchachas salieron despedidas a caer en la red de engaños que les tendían la Colombiana Films, empresa destinada a pescar chicas incautas.

Y se culpa —¡habráse visto injusticia!— a Mariana Madiedo, dizque porque ellas las incitó a iniciar esa nueva carrera. 

    Habría que pedir y esperar que los señores de la justicia tengan un poco de comprensión. ¿Por qué habría de engañar Mariana Madiedo a sus consultantes? No hay razón justificativa: para ella ha pasado ya toda la vida. Una larga vida de ilusiones que se trenzaron y que al volver sobre s…