Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Auto + necrología

"Un golpe de ataúd en tierra es algo perfectamente serio".

Conozco bastante las necrologías; de ahí el que les tenga un profundo temor. Sé que la necrología, con gesto hipócrita y galante (como el del caballero que besa con respeto, la mano fina y suave de la mujer de su amigo), tiende a relevar las virtudes del pobre muerto, mientras hace desaparecer suave y diplomáticamente hasta sus menores defectos. Podría pensarse que en este sistema social, admitiendo e imposible de censurar, hay un sentimiento humanitario y noble, que trata de enmarcar al fallecido dentro de la perfección como un homenaje de agradecimiento al verlo desaparecer. Pero no es así. 

     Cierto que al noventa por ciento de los muertos, que no dejaron de su paso por la vida sino algunos vestidos viejos y algunos chismes malévolos, la necrología los valoriza muchos más de lo que jamás pudieron imaginar en sus delirios de grandeza, pero esta mayoría beneficiada ni gana ni pierde. Representa dentro de la marea…

Entradas más recientes

Divagación del optimista

Los cafés que murieron el 9 de abril

Hojas de vida

Psicología de la dicha

Fastidio del domingo

La epifanía: de la literatura a Mercury

El aguacate